En ocasión del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Embajada de la República Dominicana en Francia realizó un acto conmemorativo en honor al legado de las Hermanas Mirabal. En dicho acto se proyectó el filme ‘’Trópico de Sangre’’ del director dominicano Juan Delancer y, posteriormente se inauguró la exposición ‘’Oda a la mujer eterna, oda a las Hermanas Mirabal” del escultor dominicano residente en Francia, Juan Carlos Gómez Campusano.

La embajadora dominicana en Francia, la señora Rosa Hernández de Grullón dio la bienvenida a las autoridades e invitados presentes  e  inicio la actividad haciendo referencia al año 1999, fecha en la cual la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció a las Hermanas Mirabal como símbolo  de la lucha contra la violencia de género. En este sentido, recalcó la importancia del reconocimiento de la ONU al legado de las heroínas dominicanas como un acontecimiento  histórico para el país.

La diplomática dominicana manifestó igualmente preocupación por las dimensiones que ha alcanzado esta problemática social en República Dominicana.

En este sentido, indicó que las estadísticas locales ameritan medidas urgentes para erradicar la conducta violenta hacia la mujer a los fines de evitar futuras víctimas.

‘’Debemos sensibilizar a la población sobre esta problemática que nos aflige como sociedad promoviendo los valores de la igualdad de género desde la fase más temprana de la educación de nuestros niños tanto en la escuela como el hogar.  Promover la igualdad de género es un deber de todos’’, expresó Hernández de Grullón.

Al finalizar  sus palabras la Embajadora Hernández de Grullón concedió la palabra al escultor Juan Carlos Gómez Campusano, el cual, conmovido, expresó gran emoción al poder presentar su colección de obras en la casa de los dominicanos en Francia.

 Juan Carlos Gómez Campusano empezó a trabajar la madera a la edad de ochos años y desde entonces nace su pasión por la escultura en este material.

Actualmente el artista criollo tiene más de una década radicado en Francia y cuenta con una colección de obras inspirada en la fuerza y la naturaleza de la  mujer. Las obras del destacado escultor estarán expuestas durante un mes en los salones de la misión diplomática en Francia.

Al evento asistieron miembros del cuerpo diplomático acreditado en Francia y representantes ONU-Mujer en París, quienes expresaron su deseo, de que se siga promoviendo el legado de las hermanas Mirabal, y que se erradique ese flagelo que atañe a la humanidad.

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email